Haz tu propio camino

×

Dinos tus preferencias y te enviaremos un email con opciones a tu medida

  • 25 kms / día aprox.
  • 70 kms /día aprox.

Regimen no disponible

Haz tu propio camino

×

Planificador

Gracias por planificar con Camino de Santiago 10!

El Camino de Santiago es una de esas experiencias que hay que procurar que todo salga lo mejor posible, y un factor muy importante para esto es saber elegir la ropa adecuada para sentir las menores incomodidades.

Piensa que hacer el Camino de Santiago no es como el turismo convencional, en el que llevas la maleta llena de ropa, pero que dejas en el hotel. Aquí tendrás que estar con tu mochila día y noche y, por lo tanto, no puedes llenarla de prendas “por si acaso”.

A continuación vamos a ofrecerte algunos consejos acerca de la ropa adecuada para el Camino de Santiago, para que todo salga bien.

Consejos prácticos a la hora de hacer el equipaje para el Camino de Santiago

equipaje para el camino De Santiago

Hacer el peregrinaje a Santiago de Compostela requiere de una preparación importante por parte del peregrino y por lo tanto hay que planear bien qué va a llevar en la mochila para realizar el Camino de Santiago.

No es un paseo por el bosque de una tarde ni un día de montaña. Es un camino que en ocasiones puede ser pesado, sobre todo en los meses en que el invierno es muy crudo, o por el contrario, cuando el sol parece no dar tregua, en pleno verano.

Es muy importante planear de antemano qué meter en la mochila, qué vamos a necesitar y de qué podemos prescindir. Sobre todo si hacemos el camino a pie, ya que en caso de hacer el camino en bicicleta nos podemos ayudar de unas buenas alforjas.

Igualmente, ya sea en bicicleta o a pie debemos tener en cuenta que no debe sobrar ni faltar nada. Si olvidamos algo importante, como podría ser un medicamento especial o cualquier otra cosa muy importante, tendríamos un contratiempo.

Lo mismo si nos sobrecargamos de cosas “por si las llegásemos a necesitar”. El camino de Santiago es largo y si llevamos más peso de lo que deberíamos, puede hacerse aún más largo. Por lo que cuanto menos peso llevemos mejor tanto nuestra espalda, o si vamos en bicicleta, para nuestras piernas.

Qué llevar en la mochila al Camino de Santiago

Es imprescindible hacer un listado de todo lo que queramos incluir en nuestra mochila. También es importante pesarla, hacer pruebas, caminar un poco, y pensar que será el equipaje que tendremos en la espalda llueva, truene o salga un sol radiante, durante varios días o semanas, dependiendo del recorrido que hagamos.

Mucha gente piensa que cuantas más cosas lleve en la mochila mejor. Sobre todo en invierno ya que es cuando más ropa o necesidades tendremos debido a la lluvía y mal tiempo. Sin embargo, tal y como hemos comentado anteriormente si llevamos mucho peso, repercutirá en nuestra experiencia y hará que no sea tan placentera como debería.

Material imprescindible que hay que llevar en la mochila

Por descontado, una buena mochila de viaje. Hay de diferentes tipos y calidades, pero sin duda las mejores son las de montaña o las de senderismo. Una mochila de 40 o 45 litros es lo ideal. No hace falta que la lleves a reventar de cosas, es mejor que sobre un poco de espacio. Además cuantas más cosas llevemos más peso tendrá.

Usar una mochila de menos litros, puede ser una buena opción porque son maleables, pero corremos el riesgo, por ejemplo durante un día de calor, de no poder colocar todo y por lo tanto no liberaremos completamente las manos. 

Saco de dormir. Hay de diferentes precios y calidades, pero sin duda los mejores son los que menos espacio ocupan, los llamados ultraligeros.

Los documentos de identificación son muy importantes (NIE, DNI, Pasaporte, Libro de familia, etcétera), así como otras tarjetas (tarjetas de crédito o débito, tarjeta sanitaria).

Además, no debemos olvidarnos del dinero en efectivo y en euros, por supuesto.

El efectivo siempre viene bien teniendo en cuenta que en muchos establecimientos pequeños que nos vamos a encontrar en el camino no aceptan tarjeta.

Un estuche con nuestros artículos personales o neceser. Aquí entraría el material de aseo, como cepillo de dientes, el protector solar, el líquido para lentillas, el jabón y cosas por el estilo.

También deberíamos llevar una toalla. Preferiblemente de las que se secan rápido y ocupan muy poco espacio, las toallas de microfibra. Este tipo de toallas se pueden conseguir en algunos supermercados grandes y tiendas de deportes.

Por último, un botiquín de primeros auxilios con material básico. Si necesitamos alguna medicación especial (para alergias, etc.) llevar lo suficiente para todo el tiempo que dure la travesía.

Ropa para el Camino de Santiago y calzado de recambio

Además de la indumentaria que llevemos puesta, que sería un pantalón (corto o largo, dependiendo de la época), unas zapatillas de senderismo ligeras y que ya hayamos utilizado previamente, una camiseta térmica o transpirable, un polar y una chaqueta de montaña, deberíamos llevar 2 mudas extras de cada prenda y 3 recambios de ropa interior.

Ropa de recambio. Camisetas térmicas y camisetas transpirables, 2 prendas de cada además de la que llevemos puesta. Opcional una sudadera de entretiempo, ya que un polar en ocasiones puede ser demasiado caluroso.

Esto también dependerá de cuándo hagamos el camino de Santiago. Si lo hacemos en invierno, sí será recomendable llevar 2 prendas para recambio además de las que llevemos puestas. Sin embargo, si hacemos el camino en verano, posiblemente con una prenda de recambio nos sirva ya que en los albergues podemos aprovechar a lavar la ropa que hemos llevado puesta durante la etapa y secarla. Recuerda que cuantas menos cosas lleves, menos peso tendrás en la mochila.

Ropa interior de recambio. Esta ropa sería principalmente 3 prendas extras de ropa interior (calzoncillos, bragas y sujetadores) y 3 pares de calcetines. 

Cómo organizar una mochila para el Camino de Santiago

Nadie ha hecho un curso ni ha escrito jamás una guía, que sepamos, de cómo se debería organizar la mochila para hacer el Camino de Santiago, pero hay cosas de sentido común que podemos recomendar.

Por ejemplo, no hace falta colocar las mudas de ropa o los pares de zapatos extra en la parte superior de la mochila. Sin embargo sí debemos tener bastante a mano algunas cosas como la identificación, la tarjeta sanitaria o el botiquín de primeros auxilios. También el agua, que podremos llevar en una cantimplora colgando.

En todo caso una organización ideal sería:

Las cosas que seguramente no vayamos a necesitar, como una prenda de cada muda, en la parte inferior de la mochila.

En el bolsillo que suelen llevar debajo las mochilas de viaje y senderismo podemos colocar las zapatillas de recambio y la chanclas.

En la parte superior, en el bolsillo de la tapa, la toalla y una de las mudas, tanto de camiseta como de ropa interior, y en alguno de los bolsillos laterales, dinero, la identificación y otras tarjetas. Hay quienes prefieren llevar una riñonera, cosa que no está nada mal, para tener estas cosas a mano y en un lugar seguro, pegadas al cuerpo.

En la parte superior de la mochila, el botiquín y el neceser.

De esta manera aprovecharíamos bastante bien los diferentes niveles que nos permiten este tipo de mochilas.

Esta sería la manera de colocar el equipaje o mochila para el camino de Santiago de una manera lógica y práctica.

Qué más deberíamos llevar en el equipaje

En nuestro equipaje para el Camino de Santiago deberíamos incluir algunos gadgets imprescindibles como gafas de sol(sobre todo en los meses de verano), una linterna(por si nos pilla la noche en medio del camino), una navaja multiusos (nos puede venir bien para cortar, para cortarnos las uñas, destapar un envase y mil cosas más) y una cantimplora o botella ligera reutilizable.

Todo peregrino que haya hecho el camino de Santiago te dirá que es una experiencia única que debes vivirla al menos una vez en la vida. Sin embargo, si no vamos bien equipados puede pasar de ser una gran experiencia a ser una mala.

Hagas el camino a pie, en bicicleta o a caballo, el camino de Santiago es largo y te llevará unas cuantas etapas hasta llegar a Santiago de Compostela. Por lo que debes de tener mucho cuidado en no pasarte del peso que realmente puedas llevar en la mochila porque luego lo vas a notar. Debes llevar únicamente lo estrictamente necesario.

Esperamos que ahora tengas una idea más clara de qué debes meter en tu mochila y que nuestros consejos te ayuden a vivir la gran experiencia que es el camino de Santiago con la mayor comodidad posible.

Rubén

Entusiasta del senderismo y de las excursiones por la montaña. Si tienes cualquier duda, puedes ponerte en contacto conmigo por medio de las redes sociales que aparecen a la izquierda.
Rubén

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAMINOS

Send this to a friend