Haz tu propio camino

×

Dinos tus preferencias y te enviaremos un email con opciones a tu medida

  • 25 kms / día aprox.
  • 70 kms /día aprox.

Regimen no disponible

Haz tu propio camino

×

Planificador

Gracias por planificar con Camino de Santiago 10!

Si estás planeando tu peregrinaje a Compostela no debes dejar para el último momento la tarea de elegir mochila para el Camino de Santiago. A menos que utilices un servicio de transporte por etapas, lo más normal es que durante todo el recorrido lleves tu equipaje a cuestas.

Por lo tanto, debes ser consciente que tu equipaje y tú debéis “ser uno” durante el trayecto. Aquí te informamos de los diferentes tipos de mochilas que puedes utilizar para que tu caminata sea más agradable, así como los detalles importantes que debes tener en cuenta a la hora de elegir una mochila para el Camino de Santiago.

Especificaciones generales para la mochila para el peregrino

que llevar en la mochila para el camino De Santiago

Si bien está claro que para hacer un recorrido a pie tan largo tu equipaje no debe ser otra cosa que una mochila de senderismo o montaña, es necesario que conozcas todos los tipos de mochilas de este tipo que tienes para elegir.

Hay diferentes gamas, calidades, formatos y precios. Pero sobre todo debes tener en cuenta las funcionalidades y no ir simplemente hacia lo más barato, porque este complemento debe soportar el peso durante todo el recorrido y más.

Qué mirar en la mochila del peregrino

Entre las cosas principales que hay que tener en cuenta a la hora de elegir y decantarse por las  mochilas para el Camino de Santiago, se encuentran el tamaño, las correas, las costuras y los compartimentos.

Son cosas que para una expedición de un día pueden no tener importancia pero para un peregrinaje que puede durar días o incluso semanas, esto debe ser primordial.

Tamaños

Una cosa importante es la talla. No todas las tallas son iguales, ya que el cuerpo de la persona puede variar. Por lo tanto recomendamos probar varias tallas hasta encontrar la que mejor se adapte a nuestro cuerpo. En caso de comprarla online (una opción interesante por la diferencia de precio), hay que mirar bien las especificaciones en la página de venta.

Hay que tener en cuenta además donde se ubica el cinturón de la mochila, ya que es precisamente en la cintura donde cargaremos la mayoría del peso. En este tipo de mochilas, las correas tienen la función de distribuir el peso por el cuerpo para no cargar los hombros o las lumbares en exceso.

Otra cosa importante es la capacidad. Una mochila de 40 litros, o como máximo 60 es lo recomendado para este tipo de travesías. Una mochila ligera como estas son las que se recomiendan para recorrer distancias tan largas y a pie.

Las mochilas de 40 litros son ideales ya que una vez llenas pesan como mucho 6 kilos. Por lo tanto, sin dejar de ser una medida ajustada, es perfecta para este tipo de peregrinajes. Son las más recomendadas sobre todo en épocas como verano o primavera, ya que el equipaje puede ser más ligero (menor abrigo, saco de dormir más ligero, etcétera).

En caso de que queramos meter el abrigo y el saco de dormir dentro, las mochilas de 50 litros son una buena opción. No es que sean mucho más grandes, pero lo suficiente como para poner un par de cosas más dentro. Ideales para épocas más frías, como otoño.

Las mochilas todavía más grandes, de hasta 60 litros son para invierno, cuando el abrigo debe ser mucho más serio y necesitemos más capas de ropa. Tengamos en cuenta que la zona final del Camino de Santiago es una de las más frías de la Península durante el invierno.

Correas, costuras y bolsillos

Las costuras de las mochilas para hacer el Camino de Santiago deben ser resistentes y fuertes, así como las correas y el cinturón deben ser ajustables, acolchados y cómodos. Por lo general, en la zona de las lumbares tienen un refuerzo para no cargar la espalda.

La mochila debe incluir zonas perfectamente compartimentadas, con bolsillos laterales, un bolsillo superior (en la tapa) y otro en la base para el calzado o la ropa sucia.

Tipos de mochilas para hacer el Camino de Santiago

Ahora que ya hemos repasado las especificaciones generales comunes a las mochilas, debemos conocer los diferentes modelos y tipos de mochilas que puedes elegir.

Elige entre estos modelos recomendados

Hemos seleccionado algunos modelos que cumplen a la perfección con la triple B (bueno, bonito y barato), los cuales puedes comprar directamente a través del enlace.

Free Knight de 40 litros

Esta mochila de Senderismo para el Camino de Santiago está hecha de nylon y poliéster, y por lo tanto es una mochila impermeable. Con costuras reforzadas y cremalleras dobles de gran calidad. 

Contiene cuatro compartimentos bien diferenciados, con un separador en el bolsillo principal para el ordenador o un libro. Tiene dos pequeños bolsillos en la parte delantera para las cosas pequeñas. Un bolsillo inferior para las toallas, ropa sucia o zapatos de recambio, así como bolsillos laterales.

Está disponible en diferentes colores, como negro, rojo, azul y verde fluorescente.

Lixada de 50 litros

Esta mochila de senderismo y alpinismo es ideal, sobre todo para las épocas de frío cuando debemos meter, además de lo básico,  algo de abrigo extra.

Está hecha de nylon muy resistente, impermeable y cuenta con un compartimiento más grande y muchos bolsillos adicionales.

Correas adaptables y ergonómicas antitranspirables. Correa de cintura y cinturón de pecho para aligerar aún más la carga y repartir el peso por todo el tronco. De esta manera la espalda y las lumbares se liberan aún más de la carga.

Contiene una funda impermeable para la lluvia en la parte inferior de la mochila y se encuentra en una variedad de colores para elegir.

Mountaintop de 40 litros

Mochila de senderismo impermeable y ergonómica, con diferentes compartimientos.

A diferencia de las otras mochilas de este tipo, su estilo urbano le dan una apariencia más moderna que las típicas mochilas que se consiguen en las tiendas especializadas.

Contiene bolsillo inferior, laterales y dos bolsillos muy elegantes en la tapa.

Disponible en en una amplia gama de hasta 13 colores diferentes.

Otros complementos para la mochila

Aunque la tela de la mochila debe ser impermeable, aconsejamos contar con una funda impermeable extra y de la misma medida exacta de la mochila, para los días de lluvia o para el rocío matinal.

Otro complemento que puede venir muy bien, es un organizador de mochilas. De esta forma llevaremos cada elemento en una bolsa y cuando tengamos que buscar algo, al estar organizado por bolsas, nos aseguramos que no nos vamos a dejar nada suelto por la mochila. Además de que va a ser más fácil de encontrar lo que estemos buscando.

La seguridad es algo primordial. A nadie nos gusta que nos roben. Durante el Camino de Santiago son muchas las ocasiones en las que dejamos las mochilas en zonas comunes y fuera del alcance de nuestra vista. Aunque no es habitual que haya robos, siempre puedes asegurarte de que nadie vaya a tener la intención de buscar en la mochila usando un candado. Sabemos que el peso es algo fundamental, pero existen candados muy ligeros con los que no verás incrementado el peso de tu mochila.

Cómo elegir la talla adecuada para tu mochila

Síguenos en:

Rubén

Entusiasta del senderismo y de las excursiones por la montaña. Si tienes cualquier duda, puedes ponerte en contacto conmigo por medio de las redes sociales que aparecen a la izquierda.
Rubén
Síguenos en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAMINOS

Send this to a friend